“Te necesito”- me dijo.

La vida nos hace tomar decisiones continuamente. Nos hace dar pasos en uno u otro sentido, en una u otra dirección.

La vida no siempre nos da la luz perfecta que ilumine ese camino. Tampoco los compañeros ideales, esos que suman y apoyan cada paso que damos jaleando nuestro esfuerzo para que no decaiga el ánimo.

Tampoco es un paseo por un precioso bosque que inunde de maravillosos olores y colores nuestros sentidos.

No, no lo es pero, es maravilloso poder vivir y disfrutar de cada momento tal y como venga, sin pesares, sin prejuicios, sin deseos de futuro, sin expectativas. Solo dejarnos llevar aferrándonos a cada instante como lo que son, momentos que ya no volverán, momentos irrepetibles, momentos nuestros.

Veo el sufrimiento en otros, el desgaste que yo he vivido, el dolor que yo he padecido y pienso ¿es necesario? ¿es sano? ¿es justo?

Siento la necesidad de darme más, de ayudar y entregar mi experiencia para ponerla al servicio de los que viven injustamente un dolor que “les toca” por no saber pedir ayuda. Por que les enseñaron a ser “fuertes”, por que les obligaron a “no llorar” en este mundo de falsos titanes.

Por eso te digo que abras tus brazos y pidas ayuda, que no es débil quién necesita y si quien cree poder con todo. Que es de valientes afrontar los problemas y compartirlos sin avergonzarse y es de valientes querer salir de ellos, salvarlos, olvidarlos.

Vive a tu manera pero vive, no malvivas.

Ese es tu reto y solo tú, con tu determinación,  tienes el poder de cambiar el sentido de tu vida. No te dejes embaucar por quienes te dicen que no hay nada más allá. No decaigas y no mires atrás. Suelta lastre.  Avanza valiente y apóyate en cada uno de los pilares que encuentres en tu camino por que entre ellos encontrarás aquel que te haga tomar ese impulso necesario dirigido a esa luz que hoy no encuentras. De verdad. Confía en ti.

Tractor

‪#‎BesosMil‬

 

Anuncios

¡Todo es posible!

¿Qué mejor manera de relacionarnos con los demás podemos utilizar que la expresión que se proyecta desde un plano puramente emocional? ¿Qué opción sería la más acertada y que podemos elegir para que nos conozcan tal y como somos?

Estamos acostumbrados a encorsetarnos en todos y cada uno de los pasos que tenemos que dar en la vida. Quizás por creencias, por la educación recibida y por la mala costumbre de pensar que tenemos que gustar a todos pero esto no funciona.

Vemos cada día como personas hablan de la decepción que han sufrido debido a que tal persona, con la que mantenían x relación, y del daño que esa herida les produce ¿verdad?

Esto no es otra cosa que el fruto de querer aparentar  lo que no somos  y creer que podemos mantener un papel que no es nuestro y del que nos “apropiamos” copiando a otros e intentando así vivir una vida que no es nuestra, una realidad robada.

 

“Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre”

(Albert Einstein)

 

Yo, como la mayoría de vosotros, vivo en un mundo creado a partir de mis mini sociedades. Tengo la mini sociedad de mi trabajo, la mini sociedad familiar, la mini sociedad de mis amistades y la mini sociedad de ese entorno con el que por diferentes motivos nos relacionamos y no encaja en ninguna mini sociedad en particular pero tiene cosas en común con todas ellas.

Y la cuestión es ¿Cómo nos relacionamos con cada unos de ellos? ¿Nos mostramos transparentes y tal y como somos o nos dejamos ver asomando solo una parte de nosotros mismos?

La respuesta tiene múltiples variables que cada uno de vosotros podréis aportar pero lo fundamental es saber que TODOS debemos dejar ver lo que realmente somos y no dejar de ser nosotros mismos por ser “diferentes” al resto.

 

“En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario”

(George Orwell)

 

Yo he tenido que toparme en mi vida con esas personas que parecen lo que no son. Artistas del engaño. Camaleones poderosos que mantienen actitudes tan sorprendentemente diferentes dependiendo de la situación que agotan solo de pensar en el esfuerzo que a mí me supondría ser como ellos.

  • Personas que en las empresas promueven el buen rollo SOLO con los jefes: tú no le interesas porque ningún poder podrás otorgarle. No perteneces a su círculo (vicioso) de maldad sonriente y por lo tanto no te dedican ni un segundo de su vida.
  • Personas que SOLO mueven un dedo por ti si les prometes la luna: si no tienes nada tangible que ofrecer no se acercarán a ti, eres irrelevante en su entorno de venta activa de su maravilloso SER. No entienden de amistad, compañerismo o colaboración. Esos son valores que cree que fueron inventados por determinados “personajes” que querían vender humo, según ellos.
  • Personas que viven del yo quiero, yo puedo, yo tomo y yo reparto: si tu eres de los que priorizas a las personas como entes inteligentes y con valor propio nunca podrás mantener una conversación con estas personas ya que no conocen otro valor que el de su propio ego, muchísimo menos podrás entablar una relación.

 

“Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga”

(Denis Diderot)

 

Yo creo en el SER “de verdad”, ese que se muestra tal y como es en cualquier situación y me pego a él, bebo de su esencia y respiro hasta de su aire porque me quiero impregnar de cada molécula que rodea su precioso espacio. Ese espacio creado desde la humildad y también desde la valentía y que crece cada día con cada nueva acción emprendida.

Necesito sentir que aporto. Necesito sentir que sumo. Necesito seguir sintiéndome libre y eso solo puedo conseguirlo siendo yo misma sin máscaras ni muros, sin peros ni porqués, sin mordazas, sin debo, sin hechos contenidos, sin  pasos medidos, sin mi esencia, sin mi ser.

¿No te gusto? Lo siento. Hace tiempo decidí NO acallar mis pensamientos y, con la certeza de quien se mueve con el corazón, hacer y decir en cada momento lo correcto PARA MI, seguir mis corazonadas y vivir intensamente y mi consejo para ti, si sufres por como te “ven” es que sigas mis pasos y seas tan íntegro contigo mismo y tan natural como puedas. Solo así conseguirás sentirte LIBRE y VIVO.

 

IMG_8061_picmonkeyed

 

…y entre cuentas y cuentos…!!!

No hay nada más devastador para una persona que el sentirse no escuchado, no comprendido o no valorado y es que sea cual sea el ámbito en el cual nos movamos necesitamos sentir que transmitimos y necesitamos sentir que nuestros esfuerzos por comunicar llegan, con mayor o menor impacto, al público que deseamos.

No es lo mismo ser un conferenciante que un ama de casa. No es lo mismo recitar a Shakespeare delante de 200 asistentes que conversar con tu marido o con tu madre. No es lo mismo hablar por hablar que decir y sobretodo si lo hacemos con-sentido y con-sentimiento.

Y es que si es importante para ti, debe de ser importante para mí ¿no crees?

Yo tengo una habilidad. Consigo empatizar, sin pretenderlo, con todas aquellas personas que por una u otra razón acuden a mí en busca de consejo. No sé qué es lo que les trasmito pero casi sin conocerme ven en mí ese hombro en el que apoyarse cuando necesitan una palabra de consuelo.
Encuentro siempre esa frase motivadora, ese chascarrillo gracioso o ese argumento demoledor que les hace salir de ese estado de shock que por x razón les mantiene inmóviles y sin encontrar la dirección deseada. Consigo una sonrisa y un gracias que no busco y es que siento que lo que he hecho ha ayudado y eso, a mí, también me hace sentir bien así que es un beneficio mutuo del que ambos disfrutamos.

No puedo comprender a las personas que dan la espalda a los problemas de los demás. No puedo entender como escuchar y avanzar, cogiendo de la mano, buscando la salida, no es aplicado constantemente por el temor a ¿implicarse demasiado?

No puedo participar de mirar al otro lado. Colaborando
No debo permitirlo.
No voy a consentirlo.

Yo también he necesitado ayuda, la necesito y la necesitaré en un futuro porque yo no soy una #súperwoman y como yo muchas otras personas cada día buscan una mirada amable o una mano en el hombro que les ayude a seguir caminando y no caer, tal y como hago yo cada día, o simplemente les acompañe en el camino.

¿No creéis que es maravilloso poder decir “Aquí estoy para lo que necesites”?

¿Os habéis parado a pensar que todo lo que das vuelve a ti en forma de un amor y cariño de notables dimensiones?

La vida no es levantarnos, ir a trabajar y atender nuestras obligaciones familiares.
La vida es un camino lleno de momentos por disfrutar y una manera de disfrutarla, dentro otras tantas susceptibles de las preferencias personales de cada uno, sin duda y para mí, es dedicar tiempo a los demás tal y como ellos me demanden.

Y es que…

entre cuentas y cuentos se nos pasa la vida y si no estamos atentos perderemos también a las personas y la vida que las acompaña y con ellas perderemos nuestra propia humanidad.

Dejaremos de ser animales sociales para convertirnos en autómatas destinados a producir “algo” para lo que nos estamos autoprogramando casi sin darnos cuenta. Unas vidas vacías en las que olvidaremos frases como “usted primero” o “buenos días” o un “¿cómo está usted hoy? y que anunciaran el fin de los sentimientos hacía otros. El fin del amor al prójimo. El fin del sentir.

Pero ¿ es que puede el amor ser programado? ¿pueden realmente los sentimientos producirse en serie?FB_IMG_1440837698239

No sé muy bien hacía donde dirigirme o a quien acercarme pero lo que tengo claro es lo que sí marca y marcará mi vida y es que,

Quiero querer y que me quieran. 

Quiero sentir y que me sientan.

Quiero amar y que me amen.

Por que quiero vivir queriendo, sintiendo y amando y además quiero que Tú compartas mi deseo y quieras, sientas y ames tanto como yo.   

“Nunca grites tu felicidad muy alto. La envidia tiene un sueño liviano”

“Nunca grites tu felicidad muy alto. La envidia tiene un sueño liviano”

Esta es una frase leída recientemente en el muro de mi amigo Vicente Mené que sin duda parece haberse convertido en una estrategia para justamente eso, ser feliz. Y es que no hay mejor manera de empezar el día, para los que intentamos cada día que nuestra sonrisa no desaparezca, que compartiendo con otras personas todo lo feliz que nos hace poder volver a levantarte cada día, abrazar a los tuyos antes de sentarte a desayunar, prepararte con esa ropa con la que te ves estupenda e ir a trabajar con la actitud de #buenrollito grabada en todo tu ser y desprendiendo, como hace el buen perfume, un halo de energía positiva que impregna a todo aquel que siempre está receptivo a este saludable hábito.

Pocos días hace de una conversación en la que hablaba de las personas envidiosamente enfermas o enfermas de envidia que basan su vida en la crítica destructiva hacía personas que tienen “una vida felizmente construida” y alguien me preguntó si realmente, yo que siempre estoy diciendo que soy feliz, siento lo que expreso tan efusivamente en ocasiones y conociendo, como muchos de vosotros, algunas de las situaciones personales en las que he estado inmersa y otras en las que todavía buceo y puedo afirmaros con total rotundidad y así lo comenté en esa mesa que YO SOY UNA PERSONA TREMENDAMENTE FELIZ y que no es ninguna contradicción ni es ninguna mentira.

Tan ciertas mis palabras como que hay personas totalmente enganchadas a las emociones negativas y que necesitan, para continuar su día a día, alimentarse de las penas de los demás. Este tipo de personas viven para escuchar lamentos, recrearlos en nuevos escenarios y hacerse eco de ellos. Estas personas son incapaces de ver el lado positivo en ninguna situación e incapaces por tanto de animar o sacar a estas personas, “plañideras por devoción”, de su pequeño mundo de lágrimas. Estas personas no ayudan, no aportan e incluso, cual simbiosis huésped-parásito, atrapan a sus víctimas y envolviéndose en un círculo vicioso, inconsciente en ocasiones para el huésped pero tan dañino para ambas, que puede incluso producir una grave enfermedad.

Hay personas que piensan que el mundo gira alrededor de ellas siendo incapaces de ver más allá de lo que ellas llaman sus problemas. Estas personas necesitan una inyección de realidad positiva y olvidar ésta palabra.

Conozco también a quien dice que todos tenemos cosas buenas y cosas malas o que nadie es tan malo como lo pintan ni tan bueno como parece.

Pues bien, yo conozco a personas con el corazón tan negro que corrompen todo lo que tocan, envenenan su entorno y como la mala hierba extiende con un potencial supremo sus malas praxis amparados en el poder que ejercen sobre las almas débiles.

También y por suerte conozco a personas, muchas más en éste caso y por suerte para mi, con un alma tan pura y un corazón tan limpio que el simple hecho de regalarte una sonrisa te recarga positivamente para todo el día.

Su voz, su expresión corporal, sus actos…, ellos por si mismos son de una belleza tal que iluminan cada estancia en la que se encuentren y sin darse ni cuenta conceden la gracia de paz a quienes entran en su círculo.

Esto es lo positivo. De esto quiero hablar. Con esto me siento bien y no quiero escuchar más quejas de nadie POR FAVOR.

Y desde lo más intimo de mi ser y habiendo descubierto tras varios meses de reflexión que la mejor manera de #vivir es siendo uno mismo yo os digo que una palabra amable, una frase educada, un “por favor”, un “gracias”, un todo tiene solución, un no pasa nada, un yo te ayudo, un yo me encargo…tiene MAGIA. La magia de una educación que parecemos estar olvidando y que sin duda nos hizo mejores personas en otros tiempos. Y no me vale que digáis que la vida os hizo como sois ahora porque si yo os contará lo que me ha tocado vivir os puedo garantizar que recibiría muchas llamadas tipo “madre mía, nunca me dijiste nada ¿cómo has podido soportarlo?” y no por eso me he negado el ser FELIZ y hacer feliz a los demás.

Voy cada día con mi mejor sonrisa, mi mejor vestido y mis mejores tacones y mi cuerpo, quien me conoce lo sabe, va diciendo a cada paso firme: “Aquí estoy yo, soy feliz y me siento enormemente afortunada de ser quien soy y de estar donde estoy”

Acabo ya, no quiero aburriros con esto que tantas veces habéis leído ya de manos de otros con mejores argumentos y mejor redacción, y quiero simplemente que recuerdes que siempre se aprende gracias al ejemplo que alguien algún día te mostró y que si tú quieres estos mensajes calarán en nuestros micro entornos, traspasará nuestros entornos y se extenderá cual semilla de cualquier flor para seguir colonizando campos que ahora vemos baldíos transformándolos en coloridas praderas de diversidad viviendo en armonía con sus vecinos de al lado.

Si tú quieres tú puedes ser ese #cambio, tú propio #cambio y también el de los demás. 

¿Te mueves con el corazón?

Esta galería contiene 4 fotos

“50 FILOSOFADAS sobre transporte, economía y sociedad”   Así se llama el nuevo libro escrito por una gran persona, a la que conozco bien y a la que puedo definir, a grandes rasgos, como una persona altamente comprometida con los … Sigue leyendo

¡¡Queridos desconocidos!!

Hace mucho que no os hablo, os pido perdón. He querido cuidar mi yo personal y, sinceramente, no sé si lo he conseguido pero estoy preparada otra vez para decir y relatar lo que siento y os traigo, una vez más, una #reflexión, un pensamiento que hace días me mantiene expectante y un poco distraída:

Las nuevas relaciones existentes entre los seres humanos nos condicionan y comprometen solo y exclusivamente con nosotros mismos. Estamos en una sociedad de tremendos individuos asociales concentrados en las pantallas de sus teléfonos móviles o tabletas y relacionándose solo con lo que tienen a pocos cm de sus ojos y de un modo totalmente individualizado excluyendo así, cada día, un poquito más los detalles, esos pequeños y queridos detalles que olvidamos cada día con mayor frecuencia. Esos detalles que nos convierten en diferentes a los unos de los otros y que perdemos por el camino por  esa tecnología absorbente y disponible cualquier hora….”

Cada día subo en el tren. Son las 6:48 de la mañana y solo escucho el silencio que acompaña, vagón tras vagón, a esos casi 200 usuarios que me acompañan.

Sentados, de pie, en el suelo, apoyados en las barras, paredes, puertas o unos sobre otros pero todos en silencio.

Unos duermen manteniendo una postura más o menos correcta mientras otros se dejan caer de cualquier manera abandonados a un sueño cronometrado o quizás liviano pero necesario, según dicta su  organismo.

Realmente el tren nos mece con el silencio y el vaivén  sumiendo nuestros cuerpos  en un profundo bienestar del que no queremos salir. No queremos ni abandonarlo  ni que la locución que cada mañana nos anuncia las paradas nos despierte con esa coloquial manera de decirnos “tren con destino Alcobendas San Sebastián de los Reyes realizará su  próxima parada en la estación Nuevos Ministerios” Esto es como si recibieran  una descarga eléctrica  y empiezan a correr por los pasillos, por las escaleras mecánicas, sin control del riesgo, sin pensar que más vale llegar tarde que no llegar y sobre todo sin pensar en las personas que viajamos junto a ellos y que igual no tenemos el equilibrio y la agilidad que ellos nos muestran en su alarde diario de “llego tarde, no pido paso, no pido perdón, vuelo”

¿Recordáis la película de Peter Pan? ¿Recordáis la escena en la cual el Capitán Garfio cae al mar y allí lucha por no ser engullido por el cocodrilo que ya le comió una mano? Esos saltos, esa manera de luchar contra los dientes del malvado cocodrilo aparecen en mi mente en cada escalera mecánica del tren de cercanías donde las personas, en su afán de llegar antes, corren casi sin tocarlas mientras yo imagino la boca abierta del cocodrilo intentando “pescar” un pie. Y si, ya sé lo que estáis pensando. Pensáis que se me fue la cabeza pero pensarlo un momento. ¿No me digáis que no tiene sentido? Visualizarlo y reíros conmigo 😉

Pero me desvío del tema principal y lo que más me preocupa y es que ¡voy en la Renfe y veo a tantas personas cada día! ¡Tantas y tantas personas con historias propias y desconocidas!

No hay ningún tipo de comunicación. De hecho han desparecido hasta esas pequeñas frases hechas que comunicaban nuestra buena educación e intención de ayuda al prójimo. Ahora miras tu móvil o tu tableta y te evades. Te olvidas de mirar a tu alrededor. Ya no te preocupas de tu entorno. Ya no das los buenos días ni cedes tu sitio. Ya no pides perdón ni paso. Ya no existes nada más que tú.


crees tenerlo todo controlado.

crees que eres único y especial.

te sientes como el obligo del mundo o en el centro del huracán gracias al  egocentrismo contagioso que  invade nuestras vidas y que te dice que siempre has de estar arriba.

TÚ, TÚ y TÚ. No entiendes nada si no estás dentro pero tengo que decirte o mejor recordarte  que para vivir en sociedad tenemos primero que formar parte de ella y que todos aprendemos de  todos. Que todos necesitamos de todos y  que todos añoramos esos tiempos en los que compartir  nos hacía esbozar una sonrisa y la educación estaba bien visto.

Recuperemos esos tiempos. Sumemos sumando, contagiemos con el ejemplo, granito a granito, paso a paso, poso a poso haciendo que nuestros pasos sirvan a otros y sobre todo recuperando valores como la tolerancia y el respeto hacia todos y es que amigos míos, echarle unas buenas horas al transporte público y observar a las personas que a diario os acompañan e intentar imaginar sus vidas, sus trabajos, su día a día y veréis que os resultará imposible pero seguro que no son tan distintas sus vidas de las vuestras.

Y es que creemos saberlo todo pecando de prepotentes y egocéntricos y olvidamos que ante todo somos todas personas con alma y corazón así que, como hago continuamente, voy a seguir insistiendo en deciros, pediros o rogaros que regaléis una palabra amable a quien se crucen en vuestro camino. No cuesta nada y te devolverá otra palabra bonita, estoy segura. Y no olvides acompañarla de una bonita y sincera sonrisa. Crearéis magia…

No queramos aprender humanidad de una pantalla y con el silencio como compañero de viaje y convirtamos cualquier momento en la oportunidad de aprender a través de la experiencia de otros.

“Escoge como compañero de viaje a tu compañero de asiento, al desconocido y aprende…”

desconocidos-en-internet


¿Y si te cuento una historia? por @Paloma_Donaire

No más lunes al sol

Querido destino,

Me pongo en contacto contigo para decirte que he tomado una decisión sobre este presente que tantas letras ha escrito sobre  papel mojado por las lágrimas de quien no encuentra la forma de seguir adelante.

DSCN5673

Y lo voy a hacer, recordándote mi pasado y hablándote de mi presente  y el futuro, como está en constante construcción lo dejamos, si te parece, para otro momento de inspiración.

Ya sabes, amigo mío, que la vida no ha sido fácil para mí. En mi más tierna niñez me robaste a mi madre primero y a mi padre después teniendo que aprender lo que es vivir sin familia en un colegio de monjas donde poco amor podía recibir ya que había mucho que entregar a tantas y tantas niñas que por diferentes razones allí estábamos.

Ellas, las monjas, me enseñaron lo que es levantarse muy temprano para trabajar y pagarme…

Ver la entrada original 733 palabras más

Hablando de Héroes y Heroínas.

No puedo describir con palabras lo que se siente, estando despreocupada totalmente por que crees que todo ha acabado, que no volvería a pasarla, que ya ha sufrido bastante, sentada en la consulta de su doctora de oncología y que por su boca y como diagnóstico tras una biopsia que solo era por asegurarse ya que el resto de pruebas médicas dieron negativo, diga que la misma ha dado positivo y que es un carcinoma en un ganglio linfático de la zona supraclavicular.

Entré en un estado creo, semi-catatónico, del cual salí, forzada pues no quería, al escuchar llorar a mi hermana.
La miré y estaba rota, destrozada, temblando y me miraba, buscando una palabra que no podía decirla, no podía decir “despierta” esto es solo un sueño así que decidí darla mi mano y apretando la suya decirla que era la persona más valiente que he conocido nunca y que su fuerza y sus ganas de ver a sus niños crecer harán que no sólo el cáncer desaparezca de su cuerpo sino que lo haga de su vida definitivamente.

Hay que luchar Mabel- la decía la doctora- y ella sólo preguntaba por porcentajes que la doctora no podía responder. Vamos a atacarlo nuevamente con todo lo que podamos y estoy segura que podremos con él, no temas- le decía la doctora.

Mientras yo, aguantando las lágrimas, la rabia, las ganas de salir de allí corriendo, acariciaba su mano para que me sintiese cerca y escuchaba atentamente a la doctora. No quería perderme nada. Era importante tener todos los datos claros, tenía que hablar con mi madre y contárselo y ante el dolor que la iba a suponer, joder es que es su hija, quería ser lo más precisa posible y lo fui, y dolió, y lloramos juntas, no entendíamos esto, y tuvimos que colgar y secarme las lágrimas y seguir, y sonreír y bromear con mi hermana por que ella es MI HEROÍNA y no puede ver mis lágrimas sino sentir lo orgullosa que estoy de ella por cómo ha luchado éste último año y medio contra un cáncer de mama y como sé, sin lugar a dudas, que va a luchar contra este nuevo mal bicho ganando la batalla.

Mi hermana tenía 42 años cuando la diagnosticaron por primera vez un cáncer de mama no hormonal, tras notar que uno de los bultos que siempre estuvieron en su pecho izquierdo la dolía.

Se hizo una ecografía a pesar de que la mamografía que la realizaron 4 mese antes no evidenció alteraciones significativas y ésta detectó que uno de los fibromas tenía un aspecto algo irregular y que sería conveniente hacer una biopsia.

La biopsia lo confirmó.

El grupo de médicos del hospital Gregorio Marañón decidió dar cuatro sesiones de quimioterapia antes de extraer el fibroma y realizar la doble mastectomía, una operación consistente en extirpar ambos pechos, para más tarde dar sesiones de radioterapia intentando así erradicar el foco.

Un año y medio de terapias que no voy a describir ya que todos conocéis la dureza de las mismas pero lo que si quiero señalar de mi hermana es que las llevó adelante con un humor que contagiaba a todos y con un ánimo que os puedo asegurar es sorprendente.

Ahora, con sus 44 recién cumplidos y un año y medio después de esa primera mala noticia volvemos a empezar de nuevo pero con más dolor, con más lágrimas, con más pena y sobre todo con más rabia por que todos sabemos que la vida no es justa, que la vida es como una noria de emociones y sucesos que te hacen subir o bajar dependiendo del camino que decidas seguir y el acierto en tus decisiones pero ella, mi hermana…Ella es la mejor persona del mundo y como digo yo es mi hermana mayor, la necesito, ella siempre ha estado para protegerme y no puede dejar de hacerlo nunca.

Mabel cariño, no sé si leerás esto. Si lo haces me regañarás mucho por haberlo publicado pero sabes que mis sentimientos no se verbalizan, siempre me regañas por no hacerlo, por callarme y es que soy más bien de escribirlos o dejarlo dentro de mí pero esto es mucho más grande que un sentimiento querida hermanita. Ter quiero tantísimo y veo tanta fuerza en ti que necesito que todos sepan que si se puede luchar contra el cáncer, que tu lo estás haciendo, que tú estás ganando las batallas a fuerza de actitud positiva y no dejándote vencer por el derrotismo ni los pensamientos negativos. Tú eres un ejemplo a seguir para muchos y sobre todo para mi cariño mío que ante todo lo que tienes encima todavía me abrazas y me consuelas cuando creo tener un problema.

Eres la hermana perfecta y te quiero con locura, no lo olvides nunca.

Tu gordita

*Dedicado a todos los héroes y heroínas que luchan cada día por su vida plantándole cada al cáncer.

https://www.aecc.es/Paginas/PaginaPrincipal.aspx

¿Rebajas al 50% 60% y hasta el 70% en tus empleados?

¡¡¡Rebajas, Rebajas, llegaron las rebajas y llegaron para quedarse en el mundo laboral!!!

 

Pienso en tantos y tantos profesionales que están cobrando sueldos muy por debajo de lo que el mercado les estaba pagando hace unos poquitos de años y que están siendo total y absolutamente infravalorados, abusados, explotados e incluso denigrados en algunos casos sólo por que nos hemos agarrado a la palabra “crisis” como si fuese lo único que existe y lo único que queda de cara al futuro… Pero amigos os puedo decir y vaticino una gran caída a todas esas organizaciones que se amparan en estos tiempos difíciles para justificar los bajos sueldos, los horarios extralimitados y no pagados y la mala educación y falta de respeto tanto personal como profesional dirigida hacía las personas por que, yo que soy un poco refranera digo que “quien hoy siembra vientos mañana recogerá tempestades”

 forges

¿A que muchos de vosotros tenéis después de leer ésta introducción una o varias empresas en mente en las cuales no trabajaríais nunca por eso que os contaron amigos, familiares o conocidos?

Esa es la cuestión. Una empresa en la que todo el mundo quiera trabajar tendrá siempre el mismo comportamiento con sus empleados pese a las circunstancias económicas en las cuales se vean envueltas ellas, como organización, o el país en el cual estén ubicadas.

No confundamos aquí el hecho de que estamos hablando de la empresa privada y ésta no puede mantenerse de las subvenciones comunitarias, créditos a fondo perdido o ingresos indefinidos e injustificables como parecen darse en la empresa pública. Aquí, en la empresa privada, es responsabilidad de todos el mantenerse a flote, el vender, el ser y el estar y es por eso que desde las direcciones generales, jefes de áreas, direcciones de equipo etc. no han de olvidar que trabajan con personas y que esas personas son pieza fundamental del engranaje que mueve su empresa pero que en ocasiones, por la privacidad de las mismas y el bien común de todos, tienen que realizar acciones que pueden ser dolorosas para todos como es la rescisión de contratos por diferentes motivos en los que ahora no vamos a ahondar.

Planteemos una cuestión: Si no te preocupas de mantener tu coche a punto haciéndoles todas las revisiones necesarias y llevándolo a los mejores talleres, las mejores manos, ese coche te puede dar problemas, dejarte tirado, dejar de funcionar o estropearse sin arreglo y sin remedio.

Las personas en las organizaciones son iguales. Tienen que ser “captadas” y “reclutadas” por el salario que pagaríamos según las prestaciones (competencias) que tenemos y necesitamos incorporar a la empresa. No podemos comprar un coche de alta gama al precio de un coche de gama inferior. ¿Quién te lo va a vender? Y lo más importante ¿Pagaríamos 500€ si vale 3500€ con la tranquilidad de que no nos están engañando o están haciendo algo que al menos moralmente no parece “legal”?

Empresas que hoy en día contratan personas con salarios de saldo y contratos basura ¿realmente creen que están obteniendo una ganancia con una contraprestación de servicios óptimos para su organización?

Viñetas-Forges

Si contratamos personas con jornadas maratonianas y con sueldos que en poco superan al salario mínimo interprofesional para trabajos muy específicos que han requerido una formación anterior de años ¿realmente creemos que tendremos a los profesionales comprometidos y responsables?

Pienso en esto, leo sobre esto y veo cada día casos particulares y cercanos que me cuentan, en primera persona, como son tratados por sus jefes, como se les engañó con falsas promesas y como además no llegan a final de mes y ¿sabéis lo que yo les digo a todos?

¡¡Nen@ tú vales mucho!!

 

Señores, a buscar quien realmente les valore y valore sus cualidades y a encontrar esa empresa donde el valor principal y la misión de la misma sean las personas como activo a cuidar por encima de cualquier otro interés.

Existen, me consta, pero tienen que ser valientes y salir de esta maravillosa zona de confort que nos arropa y precariamente nos mantiene en estado letárgico por miedo a mover un dedo y que se derrumben todas las piezas a nuestro alrededor. Creemos que eso sería un caos, sería nuestro big bang personal pero todo cambio tiene cosas positivas y esos cambios hay, en muchas ocasiones, que provocarlos.

Así que les digo a todos ustedes que sean pues ese maravilloso vehículo para su organización y a las organizaciones que busquen buenos coches, con la gama necesaria para cada necesidad, pero cuídenlos porque son su mejor inversión y las rebajas…ya saben, déjenlas para comprar caprichitos en los pequeños comercios.

Os dejo éste enlace a las empresas mejor valoradas en el 2014 para que os oriente en la búsqueda y consigáis alcanzar vuestros objetivos.

¡Suerte y mucho ánimo!

Imagenes: Forges