Hola, mi nombre es Paloma y quiero VIVIR rodeada de respeto, tolerancia y amor.

Tal día como hoy, hace 42 años, no se lo que estaba haciendo porque era una preciosa y rechoncha bebé de 8 meses pero lo que si os puedo contar es  lo que estoy haciendo hoy, 14 de noviembre de 2014 y es VIVIR con la tranquilidad de hacer lo correcto según la educación y la enseñanza que recibí de mi madre y que son tres pilares fundamentales en mi vida:

Respeto

Tolerancia 

Amor

Piensa en ellos y piensa en el daño que puedes hacer cuando  pierdes el respeto a alguien. El respeto puede ser interpretado de mil maneras pero en el momento que una persona sienta ofensa o dolor por tus palabras o actos ya, en ese mismo momento, has dejado de respetarle.

Se tolerante y piensa que cada uno somos libres de actuar, hablar y vivir como creamos oportuno ya que además esto estará  condicionado según el entorno en el cual fuimos criados, los amigos, la cultura, la religión, etc. En el momento que estás juzgando, criticando, condicionando y no permitiendo desarrollarse a un individuo según su criterio estás siendo intolerante hacía esa persona y su devenir.

Y ama, por favor ama. Ama la vida, ama la naturaleza, ama a los animales, ama a las personas, ama todo lo que te rodea.

Amar no es sentir amor solanente. Amar es sentir la curiosidad de saber, la necesidad de conocer y la oportunidad de disfrutar.

Por todo esto te pido que:

Respetes y te hagas respetar dando ejemplo de integridad.

Toleres y promuevas la tolerancia como arma contra el abuso.

Ames con la inociencia de quien nada conoce y todo le conmueve. 

Esto es VIVIR y esto creo que nos acerca otro poquito más a la felicidad.

Feliz viernes a todos y no os olvidéis de lo más importante: sois unas personas maravillosas

Mar

Anuncios

La #marcapersonal, nuestra #marcadeagua para mostrar al mundo empresarial.

Empiezo con algo que ya sabéis. Soy una persona que cada día se despierta con ganas de ir a trabajar pero que no piensa que el trabajo sea su única fuente de ingresos y es que no hay mayor satisfacción personal que atesorar en mi interior conocimientos que más tarde, cuando siento esa inspiración casi divina, en mi caso, suelto en forma de post o pequeñas gotitas en mis redes viendo que muchos de vosotros compartís mis inquietudes.

Creo que una mente despierta y con ganas constantes de saber de aquí y de allá reconforta más y mejor que el más valioso de los libros ya que es tan rica en elucubraciones que por sí misma encuentra soluciones a eso que en principio parecía un problema aunque si tengo la opción del buen café o comida con amigos pongo mi mente a descansar en estado letárgico para disfrutar de lo realmente valioso, las personas, mis personas, mi entorno, el entorno…

Ahora, y lo que ocupa hoy mi cabecita loca, son las personas que forman una organización.

Yo, como dice una gran amiga y copiando a los grandes (siempre con el permiso que se que ellos me conceden) los voy a llamar “los colaboradores”, esos que o están en constante movimiento o el movimiento, como si de un tsunami se tratase, los sacará fuera de esa organización para no volver jamás.

Y es que las nuevas tecnologías y las nuevas responsabilidades adquiridas por el colaborador, hacen que sus competencias cambien, al mismo tiempo que los conocimientos requeridos. Es por esto que debemos seguir la corriente, dejarnos llevar por lo que “está de moda” que llamamos así erróneamente, formarnos e informarnos de lo que el mercado está demandando y prepararnos para lo que llega pero ¿hoy es suficiente tener unas competencias profesionales de esas que tiran de la silla a cualquier por su espectacularidad? Yo, sinceramente, valoro muchísimo más a las personas por su competencias personales pero claro, yo sólo soy una aprendiz en este mundo de sabios.

Pero, y volviendo a la carga, ¿no creéis que es más valioso, a priori, tener a una persona a tu lado que tenga la competencia personal del trabajo en equipo por sus habilidades sociales, por ejemplo? ¿De qué nos sirve contratar en las empresas a personas que desarrollan muy bien determinadas funciones si estas han de ser compartidas y creadas en un equipo de gestión en el cual esta persona no encaja ni encajará?

Las competencias profesionales se aprenden, ser practican y se llevan a los proyectos con éxito pero las competencia personales o están o no están, no se aprenden, aunque si se pueden desarrollar y ayudan a crean grandísimos proyectos.

Dime entonces, ¿vas a seguir haciendo entrevistas a partir de un currículo convencional en el cual sólo reflejamos nuestra formación académica y nuestra experiencia laboral?

Da un paso más allá en la contratación. Deja de ser un departamento de Recursos Humanos (espero que todavía no te autodenomines dpto. de Personal) para pasar a ser un Departamento que Gestione Personas y que al amparo y con el apoyo de la dirección tengáis y mantengáis el objetivo crear y co-crear junto a vuestros colaboradores esa organización en la cual las personas sean felices en su trabajo.

Una persona feliz es una persona productiva.

Las personas buscamos felicidad en todos los ámbitos de nuestras vidas y las empresas buscan personas productivas, con capacidad de afrontar proyectos, con motivación suficiente para no tener que ser dirigidas sino que sean autogestionables y sepan organizar su tiempo y su trabajo tan autónomamente como eficientemente.

Este tipo de personas, estos talentosos existen, están en el mercado pero no los encontrarás leyendo los últimos currículos que llegaron a tu mesa (práctica común en la mayoría de empresas). Estas personas tienen que ser descubiertas y por eso te invito y te animo a que mires más allá del convencionalismo al que estás acostumbrado y te formes como profesional en las últimas tendencias en reclutamiento para tu organización.

Este será el éxito que os hará destacar entre el resto. Este seré el motivo por el cual tus talentos no querrán marcharse y los que están fuera querrán entrar. El éxito de tu empresa será siempre la aportación de cada una de las personas que la forman y por eso de ti depende estar o no estar en el futuro.

¿Cómo organización quieres mantenerte en la convencionalidad que te aporta la seguridad de lo conocido o prefieres subirte al carro de la innovación buscando el camino hacía el éxito futuro¿

Y tú cómo colaborador ¿quieres mantenerte anclado en un presente si futuro o prefieres dar el salto hacía el desarrollo personal y la felicidad laboral?

Frases_ Martin Luther King Jr.

              ¡Reflexionen damas y caballeros!