Me gusta cerrar los ojos…

Me gusta cerrar los ojos y escuchar…

¿Crees que puedes escuchar mientras lo único que te rodea es silencio? ¿Puedes ver más allá de ti mismo? ¿Puedes construir un mundo desde ese momento?  Yo necesito el silencio.

No es la primera vez que os lo cuento y es que me parece tan necesario que de vez en cuando se haga la noche en mi cerebro, sin dormirme, y se haga el silencio a mi alrededor…

Necesito mis momentos de búsqueda personal para reorganizar esas ideas que de vez en cuando revolotean como mariposillas aquí y allá y sin posarse en flor alguna.

Necesito parar y mirar al frente recordando lo que dejo detrás. Mis actos, mis pensamientos pasados, mi gente, mí alrededor.

Necesito un fluir, una corriente a la que sumarme para seguir adelante y eso sólo lo consigo cuando llamo a la puerta de la soledad, el silencio y la oscuridad.

Llevo meses pensando en mí, en mi vida, en lo que he hecho hasta ahora y en lo que me queda por hacer y sin dudarlo ni un instante y todo el que me conoce lo puede corroborar porque así lo he expresado siempre no me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida a pesar de que muchos se empeñen en decirme y recordarme hechos que, según su criterio,  fueron errores garrafales.

“Su criterio” son sus creencias no las mías. Yo creo que todo puede cambiar a nuestro alrededor si uno decide cambiar pero hay mucha gente, esa que ve errores donde yo veo aprendizaje, que vive en el inmovilismo por el simple hecho de no creer que todo es posible y que depende solo de nosotros y nuestra actitud.

Hay batallas que hemos sentido como pérdidas pero ¿realmente son pérdidas? ¿qué hemos perdido?

Te reto a que escribas en un papel esa batalla que te ha marcado con ese sentimiento de derrota y que hagas un pequeño esfuerzo dividiendo el papel en dos mitades para escribir en un lado lo que piensas que perdiste al dejar de luchar y lo que has ganado o ganarás (porque puede estar todavía por llegar) al retirarte de la contienda.  Estoy segura que habrá más cosas positivas que negativas, haz la prueba.

Y llegados a éste punto sólo os pido una cosa más y es que seáis auténticos, valientes, íntegros y mantengáis vuestros valores por encima de cualquier batalla ya que entre tanto sentimiento de batalla perdida por tantos que creemos que esta sociedad si merece la pena hay una guerra que si estamos ganando, la de las emociones que se contagian, la de la sonrisas, los abrazos y las miradas amables.

Por lo tanto SI que podemos cambiar las cosas y YO seguiré ganando y perdiendo batallas pero siendo yo misma.

Y ¿qué vas a hacer?

Anuncios

2 pensamientos en “Me gusta cerrar los ojos…

  1. Precioso, mi querida Paloma. Yo apuesto por el cambio, por decir lo que pienso y actuar en coherencia con mi pensamiento y creencias junto a los valores que he aprendido, gracias al entorno que me ha rodeado siempre. Cierro los ojos y veo…que necesitamos atender más y darnos cuenta, de lo que verdaderamente cuenta.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s