¡Todo es posible!

¿Qué mejor manera de relacionarnos con los demás podemos utilizar que la expresión que se proyecta desde un plano puramente emocional? ¿Qué opción sería la más acertada y que podemos elegir para que nos conozcan tal y como somos?

Estamos acostumbrados a encorsetarnos en todos y cada uno de los pasos que tenemos que dar en la vida. Quizás por creencias, por la educación recibida y por la mala costumbre de pensar que tenemos que gustar a todos pero esto no funciona.

Vemos cada día como personas hablan de la decepción que han sufrido debido a que tal persona, con la que mantenían x relación, y del daño que esa herida les produce ¿verdad?

Esto no es otra cosa que el fruto de querer aparentar  lo que no somos  y creer que podemos mantener un papel que no es nuestro y del que nos “apropiamos” copiando a otros e intentando así vivir una vida que no es nuestra, una realidad robada.

 

“Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre”

(Albert Einstein)

 

Yo, como la mayoría de vosotros, vivo en un mundo creado a partir de mis mini sociedades. Tengo la mini sociedad de mi trabajo, la mini sociedad familiar, la mini sociedad de mis amistades y la mini sociedad de ese entorno con el que por diferentes motivos nos relacionamos y no encaja en ninguna mini sociedad en particular pero tiene cosas en común con todas ellas.

Y la cuestión es ¿Cómo nos relacionamos con cada unos de ellos? ¿Nos mostramos transparentes y tal y como somos o nos dejamos ver asomando solo una parte de nosotros mismos?

La respuesta tiene múltiples variables que cada uno de vosotros podréis aportar pero lo fundamental es saber que TODOS debemos dejar ver lo que realmente somos y no dejar de ser nosotros mismos por ser “diferentes” al resto.

 

“En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario”

(George Orwell)

 

Yo he tenido que toparme en mi vida con esas personas que parecen lo que no son. Artistas del engaño. Camaleones poderosos que mantienen actitudes tan sorprendentemente diferentes dependiendo de la situación que agotan solo de pensar en el esfuerzo que a mí me supondría ser como ellos.

  • Personas que en las empresas promueven el buen rollo SOLO con los jefes: tú no le interesas porque ningún poder podrás otorgarle. No perteneces a su círculo (vicioso) de maldad sonriente y por lo tanto no te dedican ni un segundo de su vida.
  • Personas que SOLO mueven un dedo por ti si les prometes la luna: si no tienes nada tangible que ofrecer no se acercarán a ti, eres irrelevante en su entorno de venta activa de su maravilloso SER. No entienden de amistad, compañerismo o colaboración. Esos son valores que cree que fueron inventados por determinados “personajes” que querían vender humo, según ellos.
  • Personas que viven del yo quiero, yo puedo, yo tomo y yo reparto: si tu eres de los que priorizas a las personas como entes inteligentes y con valor propio nunca podrás mantener una conversación con estas personas ya que no conocen otro valor que el de su propio ego, muchísimo menos podrás entablar una relación.

 

“Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga”

(Denis Diderot)

 

Yo creo en el SER “de verdad”, ese que se muestra tal y como es en cualquier situación y me pego a él, bebo de su esencia y respiro hasta de su aire porque me quiero impregnar de cada molécula que rodea su precioso espacio. Ese espacio creado desde la humildad y también desde la valentía y que crece cada día con cada nueva acción emprendida.

Necesito sentir que aporto. Necesito sentir que sumo. Necesito seguir sintiéndome libre y eso solo puedo conseguirlo siendo yo misma sin máscaras ni muros, sin peros ni porqués, sin mordazas, sin debo, sin hechos contenidos, sin  pasos medidos, sin mi esencia, sin mi ser.

¿No te gusto? Lo siento. Hace tiempo decidí NO acallar mis pensamientos y, con la certeza de quien se mueve con el corazón, hacer y decir en cada momento lo correcto PARA MI, seguir mis corazonadas y vivir intensamente y mi consejo para ti, si sufres por como te “ven” es que sigas mis pasos y seas tan íntegro contigo mismo y tan natural como puedas. Solo así conseguirás sentirte LIBRE y VIVO.

 

IMG_8061_picmonkeyed